Archivo del sitio

El texto para un vídeo corporativo

Elaborar un texto siempre debe ser una tarea muy estudiada, sobre todo si queremos que quede bien. Ya sea un cuento para ser leído en voz alta a niñas y niños, un artículo para una revista especializada o una locución para un vídeo corporativo.
Los textos para vídeos corporativos se caracterizan principalmente porque serán locutados y por lo tanto, deben sonar bien. Parece obvio, pero no lo es. Además de esta premisa hay que tener otras muchas en cuenta y como soy muy lista, las conozco todas (¿lo dudabas?). Toma nota:

– lo primero de todo es tener la mayor cantidad posible de información sobre el producto o tema a tratar y la empresa que está detrás. Hay que manejar tanto información corporativa como básica del tipo: año de fundación, dónde están sus filiales o sucursales, qué actividades desarrolla…

– brevedad y sencillez: por muy especializado que sea el público al que nos dirigimos, la información entra y permanece en nuestro cerebro con más facilidad por los ojos que por los oídos, así que conviene no dar información espesa a través del sonido. Lo mismo sucede con la longitud: cuanto menos palabras, más fácil de entender.

– por tratarse de un texto corporativo es fundamental tener en cuenta la filosofía de la empresa y la personalidad de la marca. De este factor dependerá mucho el vocabulario y el tono que empleemos.

– el público al que vaya dirigido el vídeo es determinante para escoger las palabras y el contenido general del texto: ¿es general o especializado? ¿qué información quiere obtener con el vídeo? ¿qué sabe sobre el tema? – aconsejo redactar el texto a partir del vídeo ya montado porque así elaboraremos las oraciones en función del ritmo, los tiempos y el contenido:

  • el ritmo vendrá determinado por el montaje y por la propia acción de cada plano;
  • los tiempos, o el minutaje en que conviene decir cada palabra o frase según las imágenes y por lo tanto, debe verse reflejado en la redacción del texto;
  • por último, vamos a la esencia de la locución de un vídeo corporativo que es ampliar la información que ofrecen las imágenes, nunca repetirla (a menos que se trate de un dato que convenga recordar, como por ejemplo el nombre de la empresa). Tengamos en cuenta que el sentido de la vista atrae y mantiene mucho más la atención que el sentido del oído, de manera que dejamos de escuchar un sonido si a la vez vemos una imagen atractiva. Conclusión: mientras “audiovemos” un vídeo, la voz pasa desapercibida, a no ser que hagas lo siguiente:

– de vez en cuando conviene recordar a nuestro público que estamos ahí, con lo que una exclamación o una frase rompedora pueden tener mucho peso. Por supuesto, no olvidemos que la locutora también perseguirá este objetivo y hará las variaciones en el tono que sean más convenientes con el fin de evitar la monotonía.

-y por último, tener en cuenta que el texto será dicho así que conviene evitar palabras con cierta dificultad en su pronunciación, formaciones que resulten cacofónicas y todo elemento que dificulte lo más mínimo la tarea de la locución siempre y cuando sea sustituíble.

Si respetas estos principios y una vez escrito, lo lees como esperas que sea interpretado posteriormente (viendo el vídeo a la vez para comprobar que los tiempos son los correctos) y corriges todo aquello que no quede perfecto, habrás elaborado un texto para un vídeo corporativo en condiciones. Créeme, el gremio de locutoras agradeceremos que te lo curres 😉

Anuncios

Cómo hacer un vídeo para empresa

– Hola Penélope, me gustaría ganar mucho dinero con mi empresa y me han dicho que si cuelgo vídeos en mi web conseguiré milagros.

– Hola clienta cualquiera, te han informa mal. Colgar contenido porque sí carece de sentido; las personas sólo nos detenemos a mirar un vídeo cuando nos interesa y para ello, el vídeo no puede responder a un “por arte de magia funcionará”. Permite que te explique cómo debe ser el vídeo o los vídeos que cuelgues en tu web para conseguir más ventas:
en primer lugar el objetivo es determinante. Si queremos captar público para que acuda a nuestro negocio (una casa rural, por ejemplo) el vídeo será completamente diferente a si queremos vender más productos.

– Vaya por dios, cuánto sabes.

– ¬¬ Por otra parte, la navegación en Internet condiciona el tipo de consumo que hacemos de sus contenidos. No olvidemos que este tipo de vídeos muchas veces aparecen en los resultados de búsqueda de nuestro público potencial, no es habitual que se busquen estos audiovisuales en concreto. Así que conviene mantener la atención (no aburrir) y siempre dar información de interés. Para saber qué considera información interesante nuestro público tenemos que hacernos las preguntas:
1- “¿Qué busca el público cuando introduce X palabras clave?”.
2- ¿Qué necesita saber para que se decida a venir a mi negocio o a comprar mi producto o servicio?”.
Planificación, imprescindible. TODO lo que aparezca y se oiga en el vídeo debe ser necesario. ¡Fuera la paja!

———————————————————————————————————————————————————————

¿Cómo es la empresa? ¿Y su público? Hay que tenerlo en cuenta para decidir el tono del mensaje

———————————————————————————————————————————————————————

La forma de ofrecer el contenido es muy determinante según el carácter de éste y la personalidad de la empresa: tono serio, tono humorístico, tono formal, tono informal, etc.

Y por supuesto la duración: mi experiencia me ha demostrado que todo lo que exceda de 1min. 30 seg. no será visto – y por supuesto, si lo reducimos a 1 minuto, mucho mejor-. El motivo ya lo he mencionado arriba: en este caso los vídeos aparecen mientras se realiza una búsqueda de información así que nuestro público tendrá ganas de saber otras cosas y seguirá buscando.

Por último, es recomendable tener muy en cuenta a quién nos estamos dirigiendo y que la Red no olvida: escojamos el lenguaje más entendible y acorde con nuestra empresa.

———————————————————————————————————————————————————————

Cuatro sencillos pasos para hacer un vídeo de empresa

———————————————————————————————————————————————————————

Te lo pondré un poco más fácil; ahí van unos pasos que conviene seguir para hacer las cosas bien:

1º Decidir EL objetivo de nuestro vídeo. Dada la corta duración no podemos perseguir con éxito más de un fin.

2º Contratar a una productora de vídeo para que haga el trabajo. Esto es garantía de calidad -generalmente…- (La productora que he enlazado es coleguita; ¡barriendo para casa!)

3ª Si optamos por la p— moda low cost y hacemos el vídeo de forma casera, habrá que preparar un guión sencillo sobre qué se contará y cómo se hará. No sirve eso de encender la cámara y hala, a hablar.

4ª Recordar que nuestra gran obra se difundirá por Internet y puede llegar a estar enlazada o embebida en cualquier web del mundo, así que conviene incluir los datos de contacto.

– Entonces, Penélope, siguiendo estos 4 pasos ¿ya tendré mi súper vídeo?

– Esto… a ver cómo te lo explico… hay muuuuchos otros elementos a tener en cuenta: contratar a una productora de vídeo, contratar a una productora de vídeo, y… contratar a una productora de vídeo. Porque como pretendas hacerlo tú sin saber te vas a volver loca.

Advertida quedas.

Y como no podía ser de otra manera, un ejemplo y la crítica, siempre constructiva, a continuación:

Se ha tenido en cuenta el tipo de negocio y qué información quieren dar a su público pero han cometido un error tremendo y es irse por las ramas. El título del vídeo lo dice bien clarito pero en cambio, esta acción ha quedado a la deriva en todo el transcurso de hacer una cama. ¡Centrémonos! Paja, fuera.

Puesto que el vídeo lo ha hecho alguien que no sabía, la calidad es nefasta: mala calidad y volumen del sonido, grabar sin punto de apoyo, transiciones leeeeentas…

La chica que hace la cama habla muy bien, dice sólo lo imprescindible (teniendo en cuenta que el título del vídeo es incorrecto).

Cumple el objetivo final que es hacer publicidad del hotel. Tiene muchas reproducciones, lo que no sé es cuántas de éstas corresponden a personas interesadas en el hotel o en ver el vídeo (como yo, por ejemplo).

Y ya está. ¿Contratamos entonces a una productora de vídeo para que haga las cosas bien? ejem…

– ¡Ni de coña! Ahora que me has dicho cómo se hace lo grabaré y montaré yo sola. ¡Ja! Gastarme dinero pudiendo hacerlo gratis…

– (oh, shit!)

P.D. Agradezco a Alberto Ventura (un máquina del vídeo) su paciencia por revisar cada artículo que escribo y a Visualem por su capacidad de síntesis y aportación a etse tema. ¡Y se lo dedico a un colega de profesión, Javi López de la Mega Radio, quien ha hecho sus pinitos en el mundo del vídeo!

Cómo hacer un videoclip musical: 10 consejos

No soy muy de ver videoclips musicales pero este fin de semana vi uno con mi pareja (especialista en vídeo) y comentamos algunas de las características que debe tener un videoclip musical para no ser súper aburrido, teniendo en cuenta que estos consejos se aplicarían a una novata, una persona experta conoce las técnicas, tiene sus trucos, sabe qué funciona y puede hacer lo que le salga de la inspiración. He decidido hacer algo por la humanidad y reunir las conclusiones que extrajimos en una lista de 10 consejos. Es muy importante que interpretes este listado como unas recomendaciones básicas que puedes seguir o no según consideres oportuno para cada caso:

– Planos cortos en el tiempo. La duración dependerá del ritmo del tema musical.
– Montaje rápido y por corte. El fundido ya no triunfa.
– Siguiendo con el montaje, no abuses del corte visual coincidente con el golpe de música: la espectadora se anticipará y sabrá cuándo habrá un cambio de plano; adiós efecto sorpresa.
– Estética atractiva: por la postproducción, por la iluminación, por el vestuario, por la imagen en sí, etc.
– Al hilo del anterior punto es importante que los elementos que se vean en pantalla sean agradables a la vista; no me refiero a poner a tíos buenorros refregando sus pectorales sudorosos, no es necesario recurrir al erotismo, sino que se cuide cada detalle de lo que va a salir en pantalla. Ahora bien, si un grupo punky gore malote te contrata y exige un primer plano de un caballo vomitando, pues te tocará adaptarte a los gustos de su público y la filosofía del grupo: dar asquito.
– Un leit motive que una todo el transcurso del vídeo. Puede tener relación con la historia que cuenta la canción, con el grupo o ser algo completamente nuevo.


Insisto en que esta es la tónica general de los videoclips musicales pero siempre hay excepciones y muy buenas, por cierto, que innovan.

 

– Debe crear expectación, ganas de seguir viéndolo y descubrir qué viene después. Este factor es muy importante para evitar el aburrimiento, máximo enemigo de los videoclips musicales. Un truco para luchar contra el temido bostezo es introducir algún elemento nuevo. El tiempo que una espectadora soporta un vídeo musical sin querer cortarse las venas va en función de las ganas que tenga de ver qué sucede a continuación y este sentimiento se crea en gran medida introduciendo de vez en cuando alguna sorpresita: cambio de escenario, nuevo personaje, un coche que se estrella…
– Puedes probar y experimentar hasta donde tus recursos te permitan porque la permisividad que se otorga a este tipo de audiovisual es enorme. El público acepta muy bien las novedades.
– Tal y como te he dicho en el punto anterior, a veces lo más simple es lo más adecuado. Por lo general apenas se utiliza la simplicidad y por lo tanto, tal vez consigas asombrar. Eso sí, sólo funcionará si el tema musical es buenísimo y la imagen es agradable.
– Ojito con los efectos especiales y la postproducción porque tal y como avanza la tecnología, en poco tiempo se quedan desfasados. Y si no, que se lo digan a Paul Simon cuyo videoclip sólo se ve antiguo por el vestuario.

Un ejemplo de todo lo que he apuntado:

Y con esto, mis pequeñas, ya estáis preparadas para grabar y montar vuestro primer videoclip. ¿Alguien se anima a enlazar sus obras audiovisuales? Yo, encantada de publicarlas.

Para hacer un vídeo: contenido y forma.

Voy a decir una obviedad: Internet ha cambiado nuestra forma de comunicarnos.

Ahora voy a explicarlo muy brevemente: rapidez, inmediatez en la creación de contenidos y en su consumo.  Millones de vídeos a nuestra disposición; se ha democratizado el uso de los audiovisuales y por lo tanto, sabemos mucho más al respecto. Ahora exigimos al menos uno de estos 2 factores en un vídeo: contenido o forma.

Y para ilustrar mi pequeña exposición quiero que veáis un vídeo que se ha hecho con muy pocos recursos y en cambio tiene ritmo y facilita la comprensión de las ideas. No sé si su atora ya sabía algo de audiovisuales paralelamente a su penetración en Internet pero de no ser así, es un ejemplo de cómo alguien es capaz de hacer un vídeo de cierta calidad sin “haber estudiado”:

P.D. Ya de paso, reflexionad sobre el tema que trata. Es muy serio. El vídeo lo ha hecho Alicia, una blogguera que tiene reflexiones sobre feminismo muy interesantes.

Cómo hacer un vídeo explicativo a partir de un ejemplo

Como locutora y profesional del audiovisual que soy no puedo evitar horrorizarme con determinados “trabajos” que encuentro de vez en cuando. Y navegando por Youtube he dado con un vídeo muy doméstico, que puede servir como ejemplo de típico vídeo que hacen algunas empresas y que por una cuestión económica, no quieren delegar en profesionales. Sobre este asunto tengo un post elaborado desde la perspectiva del cabreo.

 

He decidido tomar una actitud más constructiva y dar algunas claves para quienes opten por hacer sus vídeos sin tener conocimientos sobre el tema. Con este ejemplo no quiero ofender a nadie (aunque mi manera de expresarme es muy brusca a veces) y quiero dejar muy claro que entiendo que se grabó con muchas limitaciones técnica. Simplemente es un ejemplo como podría haber escogido otro. Sólo hablaré del contenido audiovisual, no del canal, palabras clave, campaña de promoción, etc.

 

 

A primera vista aparece la duración total del vídeo: 3:07, como un video clip musical. El tiempo que visionamos un vídeo, como media y para que el consumo sea óptimo (sin avanzarlo rápido porque nos aburrimos) es de hasta 1 minuto. Es la cultura de Internet: no tenemos paciencia.

 

SONIDO

Doy al play y arranca un ruido de fondo muy molesto y se oye de vez en cuando alguna voz que destaca sobre el colchón de ruido.

Solución:

1- Bajar el volumen del micrófono de ambiente durante la grabación y que alguien se encargara de llevar una pértiga para captar las voces de los protagonistas.

2- como supongo que se trata de una cámara doméstica y sólo tiene micrófono de ambiente, bajar el volumen de la pista de sonido durante la post-producción o

3- quitar por completo el sonido ambiente en post-producción y poner una música que haya sido comprada. No caigamos en el terrible error de poner el “Bulería, de Bisbal” porque es ilegal y además no pega ni con cola.

Percibo, entre la jauría de la multitud, una voz femenina que va indicando los pasos que deben seguir las niñas y niños. En este caso son interesantes las siguientes soluciones:

4- con o sin sonido ambiente y música, escribir rótulos sobreimpresos en la imagen que hagan referencia a cada paso. Esto implica montar el vídeo y no hacer un plano secuencia (sólo apto para profesionales de la talla de Hitchcok) para agilizar e igualar el ritmo entre cada paso.

5- encargar a una locutora / locutor profesional la voz en off, previa redacción del texto de manera también profesional. Aquí empieza a subir el precio pero si queremos arreglar el vídeo algo habrá que pagar.
 

AUTORIZACIONES

¿Tenemos las autorizaciones firmadas por las madres/padres o abuelitas para que se pueda grabar y difundir las caras de esas niñas y niños? Si es así, genial. Si no, podemos enfrentarnos a una demanda.

Solución: una autorización con el nombre de las personas implicadas, D.N.I. o pasaporte y fecha es suficiente. Si sabemos el uso que se va a dar al vídeo (inicio de nuestra web, televisiones en stands de ferias…) mucho mejor ponerlo. Y respetar el uso para el que se ha autorizado la difusión.

 

CÓMO HACER EL MOVIMIENTO DE CÁMARA

Dos veces en mi vida he sentido tal mareo: tras bajar del Dragón Khan y al visionar este vídeo. ¿Es necesario mover taaaanto la cámara?

Solución: si nos empeñamos en sostener a cámara con nuestra mano (si fuera un cámara grande sería a hombro) será imprescindible tener más firmeza en el pulso y beber menos vino antes de coger la cámara. En cualquier caso lo mejor es utilizar un trípode pero en caso de no disponer de uno, utilizar puntos de apoyo estáticos y firmes (mobiliario, por ejemplo)
 

CÓMO ENCUADRAR

La acción que empieza aquí sería perfecta para montarla (por ejemplo: plano medio de la chica cortando la masa → cara de reacción de las criaturas → plano detalle de sus manos amasando → plano cenital de cómo corta el churro… ) pero como estamos ante un plano secuencia hay que hacer unos encuadres perfectos. Se supone que el fin del vídeo es mostrar pero no vemos bien cómo se maneja la masa.

Solución: acercar la imagen, ya sea con zoom óptico o moviéndonos por el espacio. Pero MUY LENTAMENTE. De todas maneras no estoy nada de acuerdo con hacer un plano secuencia así que la mejor mejorcísima solución es, una vez más, montar el vídeo. Así podremos escoger la mejor ubicación para cada plano en el momento de grabar.

 

LUZ

En esta grabación se ha empleado el diafragma en modo automático con lo que, de repente, se oscurece la imagen en cuanto no recibe la misma cantidad de luz aquí. 

Solución: si nuestra cámara os lo permite, pondremos el diafragma en modo manual. Así, no intentará compensar la cantidad de luz ella solita y no veremos esos cambios de luminosidad una vez grabado.

Cómo iluminamos la escena es imprescindible para obtener buenos resultados: todo debe recibir la suficiente cantidad de luz como para entender qué está sucediendo, pero sin llegar a quemar la imagen como sucede aquí (significa que por la gran cantidad de luz que hay en la escena, la cámara no capta los detalles y se ve una zona completamente blanca)

No olvidemos que el ser humano ve diferente a cómo lo hacen las cámaras de vídeo y de fotos:. Por establecer un paralelismo: nuestros ojos son la lente de la cámara y el cerebro, el CCD (enlace a http://es.wikipedia.org/wiki/Charge-coupled_device) De ahí la importancia de hacer un balance de blancos que no es más que un proceso por el cual le dices a la cámara qué color de la escena debe traducir al blanco, debe mostrarte como blanco.

 

 

Y de momento ya está. Si puedes aportar algo, ¡adelante! Deja un comentario.