Archivo del sitio

Los 3 mandamientos para grabar con tu webcam en la habitación.

Tentaciones… ¡ay las tentaciones! Terribles pasiones nos mueven y hacemos cosas de las que luego nos avergonzamos. ¡Quita las manos de la web cam! Ese objeto de Satanás que te roba el alma y la vende en Youtube al mejor buscador. ¿Cómo que no pasa nada? Pasará, ya lo creo que pasará… Como la enciendas te juro -no, no juro, prometo- te prometo que escribiré un post hablando de lo terrible que es tu vídeo. Ay, ¡no! ¿Ya estás grabando? madre del amor hermoso… si no hay más remedio, al menos procura hacer algo decente. ¿Que no sabes a qué me refiero? Alma de botijo de cántaro…

Parece mentira que te hayas educado en la sociedad de la imagen. Si es que me tengo que endrogar, por narices me tengo que endrogar. A ver que yo te vea cómo lo haces. No, ni “déjame” ni “dejamón”, si no queremos acabar con el buen hacer de las personas tengo que controlar qué haces en tu habitación. ¡No, no y no! ¿No ves que la luz te quema? Por piedad, haz el favor de darte cuenta de la imagen que se ve en tu monitor. Aleja el flexo de tí. Muy bien, ahora ya no tienes la luz tan intensa. ¡Pero cierra el encuadre a tí! Si el resto de la habitación no importa y de hecho, ni se ve porque está oscura, cierra el cuadro. Dame agua, anda, que me desmayo de la tensión. ¿Y me preguntas que cómo se hace “eso”? Eso, querido, se hace alejando o acercando la cámara de tí o tú de la cámara. Y ajusta el foco… -se lo tengo que decir todo-.  Venga, habla que te vea. ¡Corta! ¿Por qué dices tantas “emmm…” “y bueno”, “pues eso”? Si no te sabes el guión ¡NO GRABES! Es horripilante escuchar todas esas palabras huecas. Venga, prepara el guión y ensáyalo que en 10 minutos vuelvo, que te digo yo que no necesitas más tiempo.

¡… y fin! Muy bien, has conseguido hacer un vídeo un poco menos malo con solo cuidar 3 elementos: la luz, el encuadre y el texto. No lo estropees en el montaje, que te estoy vigilando. Hala, apaga el ordenador, reza dos “Google de mi alma” y acuéstate, a ver si el sueño ilumina tu mente y cuidas un poquito más lo que haces con la cámara.

P. D. ¡cómo te vuelva a pillar mirando a otro punto que no sea la cámara, te insulto en el facebook!
Como hacer vídeo con web cam

Anuncios

¿Intrusismo profesional?

Los dispositivos que graban vídeo en calidades muy elevadas aparecen debajo de las piedras. En una ocasión trabajando como agente comercial, ofrecí la realización del vídeo de un evento al director comercial de una empresa; su respuesta: hemos comprado hace poco una cámara que graba en HD y los vídeos los edito usando un programa… emmm… el pin… ¿pinnacle? Eso, el pinnacle. No nos interesa vuestra oferta. Y mi cabeza tradujo así: en mi empresa no existe departamento de márketing y/o comunicación exterior porque en gerencia desconocen la importancia de este trabajo. Yo, que soy muy chulo, he investigado y he encontrado una oferta a buen precio de cámara de vídeo que graba en HD (aunque no sé lo que significa) y que tiene un montón de posibilidades de las que sólo conozco REc y PLAY; como grabar es súper sencillo lo hago yo mismo (¿he mencionado ya que soy muy chulo?) y lo edito con un programa doméstico, que menos mal que no conozco otros más avanzados porque entonces la liaría mucho con transiciones horteras, retoque de la luz, corrección del color, etc.

 

El público no especializado quiere este tipo de productos audiovisuales para hacer publicidad, directa o indirecta

 

¿Intrusismo profesional? no, avance tecnológico y muchos huevos. Sé que es una situación que suele cabrear pero estoy convencida de que la situación actual de los vídeos (omnipresencia) es muy positiva: el público no especializado quiere este tipo de productos audiovisuales para hacer publicidad, directa o indirecta.  Es muy sencillo, los caminos se reducen a dos: o bien confiar en que todavía hay gente que entiende la diferencia entre un buen vídeo y un quieroynopuedo o bien tener paciencia y esperar a que empresas como la del ejemplo perciban los errores cometidos por no delegar en profesionales un trabajo con tanta dificultad.

Amén.