Archivo del sitio

El sonido en los vídeos de boda

Un buen amigo y gran profesional del vídeo ha aceptado escribir un post para este maravilloso blog. Alberto, responsable de la empresa TuDiaStudio (productora de vídeos de bodas), se ha desahogado un poquito sobre la poca consideración que se suele dar al sonido en los vídeos de boda (y ya de paso le hago publicidad).


El sonido, eso que a veces se olvida en los vídeos de boda. Empecemos por aclarar un término mal utilizado: “Banda sonora”, aunque también es verdad que después de tanto mal uso de una expresión la Real Academia Española lo termina aceptando. En teoría la
banda sonora está compuesta por tres elementos: la música, la voz y los efectos de sonido.

La banda sonora es tan importante como la imagen porque aporta información y refuerza lo visual. Un producto audiovisual puede carecer de uno de los tres elementos mencionados, ya sea por su formato (por ejemplo en los informativos donde no existe música) , por una cuestión de presupuesto o simplemente porque así lo ha decidido su realizador/a o productor/a. Un buen ejemplo de esto último es la ganadora del Oscar en el 2012, The Artist, película que aún no he visto pero que tengo entendido que carece de voz y de efectos de sonido (que alguien me corrija si no es así).

——————————————————————————————————————————————————————————————–

El problema está cuando el sonido no se valora, o se olvida

——————————————————————————————————————————————————————————————–
Bajando unos cuantos niveles en términos de producción, el problema está cuando el sonido no se valora, o se olvida, o el/la “profesional” no es consciente de su importancia. Estamos hablando de producciones de bajo coste como pueden ser los vídeos de boda. Y yo me pregunto: “¿Por queeeeeeeeeeeeeeé? ¿Por qué a veces se tapa con música los comentarios en las mesas? ¿Por qué no se le pone un micro a al padre que dice unas palabra emotivas en la ceremonia civil y en cambio se graba con el mismo micro de la cámara cuyo resultado es nefasto? ¿Por qué vemos 5 minutos de imágenes en una casa de novia y no se oye un sólo comentario? ¿A caso a la pareja que se casa no le haría ilusión, dentro de 20 años, escuchar esas voces? Los vídeos de boda están cambiando. Quienes nos dedicamos a esto con pasión, porque creemos en otro tipo de vídeos de boda, hace tiempo que estamos luchando por cambiar esa imagen negativa, la de la pareja caminando de la mano por el parque, la del vídeo infumable. Ahora están muy de moda los términos “documental” o “fotoperiodismo” o incluso “cine” para referirse a fotografía y vídeos de boda “con otro estilo”.
——————————————————————————————————————————————————————————————–

Si de verdad queremos cambiar el estilo, empecemos por el sonido

——————————————————————————————————————————————————————————————–

No voy a poner en cuestión estos términos porque no viene al caso, pero, si de verdad queremos cambiar el estilo, empecemos por el sonido. ¿Cómo? En primer lugar cuidándolo en la postproducción; por ejemplo, no bajando el sonido ambiente del todo sino ir mezclándolo con la música. Alquilar un micrófono inalámbrico no cuesta mucho y colocarlo junto al micro de los discursos en la ceremonia civil ayudará a tener un audio mucho más claro y limpio. Y, por último, animemos a las personas a hablar frente a la cámara, y si es con un micro externo, mejor. Unas palabras emotivas de amigos, amigas o familiares pueden ser mucho más valoradas por la pareja que un sin fin de imágenes con música enlatada.

 

Anuncios