Cómo hablar en público. Paso 1


Es terrible hablar en público; nos exponemos con todo lo que somos. Incluso para la persona más experimentada siempre existe un factor de miedo y es que los cientos (o miles) de ojos u oídos que observan y escuchan van a saber muchas cosas de nosotras en pocos segundos: cómo nos movemos, cómo hablamos, cómo vestimos, qué información tenemos sobre el tema en cuestión e incluso si sabemos preparar una presentación de calidad.

Que no cunda el pánico; si tienes que hacer una exposición no te tires más del pelo: estoy aquí para salvarte. Sigue mis consejos y el público romperá en una estruendosa ovación cuando termines*.

* Licencia literaria, no te lo tomes al pie de la letra.

 

 

Para hacértelo más fácil, aquí tienes una lista de los pasos a seguir que más adelante iré desarrollando y podrás leer en diferentes posts:
1- preparar el tema
2- escoger el tono del mensaje
3- elaborar un discurso continuado
4- elementos audiovisuales
5- aprender bien la presentación
6- revisión
7- sobre el escenario

 

Esquema de rápida visualización

Hoy quiero dedicarme al punto 1: Preparar el tema.
Cuando preparamos el tema es fundamental empezar por tener claro qué queremos decir. Para visualizarlo con claridad recomiendo dibujar un esquema en un papel y así vertebrar cada una de las ideas según surjan de un punto u otro. ¡Ojo! La sencillez debe ser nuestra brújula. Cuanto más sencillo un discurso, más fácil de exponer y por lo tanto, habrá menos lugar a que cometas un error y será más fácil hacerte entender.

 

 

El esquema cumplirá una doble función: por una parte, ayudarte a elaborar un discurso con sentido lo más breve posible y por otra, fijará en tu memoria el concepto básico de la exposición gracias a la maravillosa memoria visual. Recomiendo trabajar con este esquema cada vez que hagas una modificación en la presentación (en el orden de las ideas a explicar, en las relaciones causales entre conceptos, si incorporas información nueva o la eliminas…) porque así siempre estará actualizado y podrás echar mano de él en caso de necesitarlo.

 

 

 

 

Y por el momento ya está, tendrás que esperarte unos cuantos días para ver terminado este post.

Como viene siendo habitual, te invito a comentar lo que te plazca.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Publicado el 24/07/2012 en Comunicación y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Adrián Herrero

    Sabes que admito tu buenhacer profesional. Lo he comprobado en persona. E incluso incluiría una apartado para posibles (y contadas) desviaciones de la monotonía del discurso. Como sacar una botella en una presentación de una campaña relacionada con el consumo de alcohol en jóvenes. Solo es un ejemplo.

    • Gran Adrián, te has adelantado. Este post sólo hace referencia al paso 1 y de hecho, tu idea está escrita y bien plasmada en el paso que hace referencia a la inclusión de elementos audiovisuales u objetos (que publicaré más adelante). Y ¿a qué no sabes en quién me inspiré cuando lo escribí? ¡en tu botella!

      Un abrazo, buen mozo.

  1. Pingback: Cómo hablar en público. Paso 2 « No me toques el micrófono

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: