La nueva TV


Hace veinte años la TV era muy diferente. Su modelo de negocio era antagónico al que tiene hoy. El cambio se produjo lentamente pero hubo un hecho que marcó un antes y un después: la Ley NOT-FREE. En 2020 las cadenas de TV se dieron cuenta de que habían perdido mucha inversión en publicidad frente a los infinitos canales y web TVs que aparecían como setas en Internet y en consecuencia, las acciones se desplomaron. Las grandes cadenas y grupos de comunicación, que mantenían su ideario analógico, presionaron a los gobiernos de China, Brasil y EEUU para que aprobaran una ley que limitara la navegación de audiovisuales por la red; su eje vertebrador era algo así como “cada IP sólo podrá visualizar 2 contenidos de vídeo cada 24 horas y sólo si estos provienen de una url directa, o de un primer enlace.” La llamaron Ley NOT-FREE en un brillante acto de humildad.

No se le pudo poner puertas al campo y las personas continuamos enlazando, enviando, saltando de una web a otra, comentando, creando y colgando contenidos, y hoy aquella ley absurda e insultante está enterrada. Fue una lucha muy intensa, muy vivida, que los mal llamados “Informativos” de las propias cadenas de TV solo mencionaban para lanzar sus proyectiles de desinformación: que si Anonymous son terroristas, que si la Asociación Mundial de Internautas Libres son 4 gatos sin trabajo y mucho tiempo libre, etc. Esta guerra protagonizaba todas las conversaciones; las cervecitas en el bar se convirtieron en tremendos debates sobre la libertad de expresión y el control de la información. ¡Y todavía había quien encendía su TV creyendo que iba a recibir una dosis de conocimiento! Seguro que encontramos algún ejemplo por YouChoose* de algún canal de la época…  Fue algo tremendo. Incluso muchas profesionales del periodismo y el audiovisual dejaron sus trabajos porque entendían que el abuso había llegado a un nivel inaceptable. Después de aquel punto de inflexión nació la nueva televisión; es de sentido común, antes o después habría cambiado el modelo, el problema es que las empresas no aceptaron el cambio natural que estaba sucediendo y pretendieron cambiar a casi una humanidad entera en lugar de adaptarse.

*Tras el cierre de Youtube, la Asociación Mundial de Internautas Libres (FWAIU) creó YouChoose. Puedes imaginar cuál era su esencia.

La TV y su antiguo y nuevo modelo

P.D. los grandes grupos de comunicación pertenecían a personas que no entendían qué era eso de Internet. Grupos con mucho poder en el mercado, algo que hasta principios del S. XXI era sinónimo de poder social, al fin se dieron cuanta cuenta de que la información ya no estaba en sus manos. Sus competidores en el marco financiero eran Google, Youtube y Facebook, empresas con pocas relaciones gubernamentales y por lo tanto, carentes de competencia en los apoyos de los gobiernos.

Anuncios

Publicado el 12/02/2012 en Reflexión / opinión y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: