Respeto interprofesional audiovisual


¡Qué peligrosa la moda “low cost” en un vídeo! Algunas personas que se dedican al vídeo profesional y ofrecen sus servicios como realizadoras de vídeos para empresas (del tipo que sea) cuidan cada detalle de su grabación, pero la postproducción se la pasan por el arco del triunfo. Es una cuestión de rentabilidad: si la cliente paga 100 y con lloros, no le vamos a dedicar muchas horas a su encargo. Y aquí entramos las locutoras; poner una locución profesional en un vídeo es sinónimo de aumentar los costes o renunciar a una parte de los beneficios, según se plantee. Un buen vídeo es el resultado de un conjunto de trabajos individuales y cada uno de ellos suma o resta según sea su calidad; lo mismo sucede con la voz en off. Si la grabación de las imágenes tiene una calidad impresionante (con las limitaciones de un presupuesto ridículo) pero el montaje es un corta y pega sin cuidado y la propia realizadora graba la voz con el micrófono de su cámara, el vídeo final será una patata.

En la universidad me enseñaron los grados de respeto que hay cuando se realiza un vídeo y su nombre; del más bajo al más alto:
– Coliflor: mala calidad técnica y artística en todas sus fases.
– Patata: se descuida por completo alguna parte fundamental del proyecto, por ejemplo: el texto, la voz y la calidad de la grabación de ésta.
– Buena: buenas profesionales hacen bien su trabajo desde el principio.

Mi crítica va dirigida a quienes por falta de recursos y por querer obtener más beneficios llevan a cabo una parte del trabajo que no saben hacer. ¡Si no puedes pagar a una locutora y alguien que te haga el texto, haz un vídeo sin voz en off! Tu falta de respeto hacia mi gremio va en detrimento de la calidad final de tu trabajo y de cómo se percibe el mío porque habrá quien copie tu ilícita práctica viendo que es normal, y así se extenderá la no contratación de locutoras y/o escritoras de texto para vídeos. Bueno, cada vez más, porque ya está sucediendo.

Invito a todas las productoras de vídeo y similares que descuidan la parte que me correspondería a mí o a una compañera, a explicar de dónde viene ese rencor por nuestro trabajo, porque escribir un texto sin tener en cuenta las inflexiones o el vocabulario, y grabarlo sin saber locutar, en mi pueblo, es destripar mi trabajo.

Hala, a comentar.

locutora que se siente estafada

P.D. utilizo la negrita para que el dios Google posicione mejor el artículo.
P.D. 2 no he puesto ningún ejemplo para no crearme enemigas.

Anuncios

Publicado el 20/12/2011 en Audiovisual, Profesional y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: